inicio
Miércoles, 16 de agosto 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Noticias | Preparar para imprimir Enviar por correo

Subaru Tribeca 3.6

Imponente aspecto: Aunque se trata de una puesta al día del modelo, viendo su frontal se diría que es otro nuevo y que sigue una tendencia ya conocida que ha tenido buena acogida entre los compradores.
Imponente aspecto: Aunque se trata de una puesta al día del modelo, viendo su frontal se diría que es otro nuevo y que sigue una tendencia ya conocida que ha tenido buena acogida entre los compradores.
Relacionados
Enlaces
Descargas
Subaru Tribeca (338 Kb)
Una alternativa razonable

Manteniendo la misma configuración y rango del anterior modelo, el nuevo Tribeca, además de motor y caja de cambios, estrena una línea más fluida, con un mayor equipamiento. Frente a sus rivales más directos, esgrime la baza de la exclusividad y de un precio mucho más competitivo.

Por Manuel Andújar

A pesar de los esfuerzos del departamento de marketing por inventar un nombre diferente y definirlo al final como "todovolumen", el Su-baru Tribeca no es más que otro vehículo que añadir a la larga lista de vehículos recreacionales, mal llamados todo terreno. De la misma forma que el Audi Q7, BMW X5, Lexus RX, Mazda CX-7 o el Nissan Murano, entre otros, no disponen de caja reductora, este vehículo japonés tampoco la incluye en su diseño, lo cual no quita para que pierda un ápice de atractivo en su quehacer diario. El Tribeca, por sí solo, se fundamenta en un concepto muy versátil, puede albergar cinco o siete plazas, dependiendo de la terminación, con una misma carrocería de cuatro puertas y 4,85 m de longitud.

El diseño manda

La parte frontal del anterior modelo se caracterizaba por una imagen muy definida que nada tenía que ver con los diseños "clónicos" de la mayoría de sus rivales, lo cual era motivo de controversia entre periodistas y usuarios. En la nueva versión 2008, cambia radicalmente las formas de la parte delantera y apuesta por la opción segura que marca el diseño actual. Así pues, el resultado es totalmente diferente con unos faros de ojos rasgados, nuevos paragolpes, aletas, capó, y una calandra convencional en lugar de las tres parrillas del modelo anterior. También ahora se le incluyen las barras del techo, que antes no llevaba. La parte trasera no se libra de sufrir modificaciones al variar los grupos ópticos y agrandar las ventanillas laterales del maletero para mejorar la visión desde el interior.
En nuestra opinión y al margen de gustos, creemos que el nuevo modelo ha perdido algo de aquella personalidad inicial, pero que se ve compensada con una serie de mejoras en el equipamiento y en el comportamiento dinámico.

Por lo que respecta al habitáculo está bien rematado, con buenos materiales y ajustes, a pesar de que sería preferible un mejor tacto para los plásticos de la parte superior del salpicadero. Tanto el equipamiento de seguridad como el de entretenimiento, cumple con las expectativas que se puedan generar de un coche de su nivel, a pesar de que sigue teniendo unas inexplicables carencias como la falta de un reglaje de profundidad en el volante, conexión automática de luces o sensores de aparcamiento.

En el interior, el espacio es generoso para cinco ocupantes y dos más si no son adultos de la talla grande con más de 1,75 m. Los asientos de la segunda fila mejoran el sistema de acceso a los de la tercera y siguen conservando el desplazamiento longitudinal de 20 cm con accionamiento en dos fases, por palancas separadas, para proteger las piernas de los de la última fila. En general, el Tribeca hace gala de unas plazas bastante amplias, con un excelente nivel de modularidad y un maletero grande y bien aprovechado.

Respuesta efectiva

Fiel a su origen, el Subaru Tribeca sigue utilizando un motor bóxer de gasolina, con 3,6 litros y seis cilindros opuestos, que ha mejorado ligeramente la cifra de potencia hasta llegar a los 258 CV, 13 más que el modelo anterior. Pero lo que sí ha aumentado de forma ostensible es el par motor, que sube desde los 297 Nm a 4.200 r.p.m., a 350 Nm a 4.000 r.p.m. Esto, y la mejora sustancial que se ha producido en los desarrollos de la caja de cambios, hacen que el nuevo modelo sea mucho más rápido y eficaz a la más leve insinuación del acelerador.

En un tramo propio de una autopista es muy fácil llegar hasta los 207 km/h de su velocidad máxima, con la suavidad innata de un seis cilindros y el característico sonido que emana del motor bóxer cuando alcanza regímenes altos de giro. Es confortable y la insonorización está más que asegurada a ritmo de viaje, sin que se perciban ruidos aerodinámicos de importancia.
En carreteras de montaña es donde más se aprecia la evolución, con menor balanceo de la carrocería, mayor efectividad de frenada y un mejor aprovechamiento de la caja de cambios que permite sacar todo su potencial, bien sea en modo automático o secuencial. En curvas cerradas y apoyos prolongados, tiene un comportamiento muy noble y es, en términos generales, bastante predecible en todas
sus reacciones, aunque no conviene despreciar los principios de la física y olvidarse de los 1.880 kg que pesa el conjunto.
Particularmente bonito resulta escuchar el sonido de "doble embrague" que produce el bóxer y toda su electrónica, cuando reduces alto de vueltas. En este sentido y además del ABS y el EBD para la asistencia en frenada, hay que citar la presencia del control de tracción TCS y del control de estabilidad VDC, como ayudas electrónicas a la conducción.

Como ya hemos comentado, no dispone de reductora y el sistema de transmisión se denomina Traction Simetrical AWD que distribuye el par motor entre los ejes, de forma automática, en función de la adherencia.
Además de la mejora en prestaciones y tacto que ha sufrido este propulsor, también se han rebajado las cifras de consumo y aunque en ciclo mixto parece que no es muy escandaloso, (siempre manejando cifras oficiales) con 11,6 litros, lo cierto es que los 16,2 litros que gasta en ciudad no le sitúan como un coche económico. Por otro lado, creemos que su depósito de combustible, con 62 litros de capacidad, resulta algo pequeño para lograr una amplia autonomía de viaje. En cualquier caso es lo que hay, y parece ser que el fabricante japonés no tiene previsto la incorporación de una mecánica diésel a este modelo. Pero nunca se sabe, ya que saliéndose de su conocida tradición de mecánicas de gasolina Subaru va a presentar un motor de gasóleo para dos de sus modelos más emblemáticos, el Outback y el Legacy.

El Tribeca tendrá dos niveles de equipamiento, Classic y Limited, donde se podrá elegir cinco o siete plazas. Los precios varían desde los 45.900 euros, hasta lo 53.900 euros de la versión más equipada.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Noticias"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.