inicio
Domingo, 20 de agosto 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Noticias | Preparar para imprimir Enviar por correo

Ruta 4x4. Entre cañones


Relacionados
Enlaces
Descargas
Molina de Aragón

Situada al oeste de la provincia de Guadalajara, la comarca del Alto Tajo ofrece al viajero una serie ininterrumpida de espectaculares paisajes formados por una continuidad de cañones horadados por el Tajo y sus afluentes.

Por Francisco Díaz

La capital de esta comarca es la histórica villa de Molina de Aragón, cuya visita, que podemos efectuar antes o después de realizar el recorrido propuesto, es obligada. Aquellos viajeros que aún desconozcan esta villa se llevarán una grata sorpresa al observar su espectacular sistema defensivo formado por el castillo-alcázar, los restos de la muralla de la ciudad y la aislada fortificación denominada el Giraldo. Además, en sus calles de trazado medieval se encuentran aún numerosas casas tradicionales y antiguos palacios, sin olvidar el puente romano construido en piedra de un particular tono rojizo, o las numerosas iglesias que jalonan el casco urbano.

Iniciamos el recorrido en la gasolinera Cepsa situada en el centro de la población, sobre la carretera principal N-211, partiendo en dirección a Teruel. Inmediatamente giramos hacia el casco urbano, y casi sin transición tomamos a la izquierda con rumbo a Castilnuevo. Una estrecha pista asfaltada se aleja de Molina hacia el oeste, siguiendo el trazado del río Gallo. En Castilnuevo se conserva la fortificación que da nombre a la aldea y justo a las afueras, junto al puente sobre el Gallo, comienza la pista que asciende recta hacia la serranía, junto a la alambrada de una gran finca de caza en la que resulta fácil ver algún ciervo o algún venado. En la casilla 7 una puerta corta la pista principal, así que giramos a la derecha a través de un ralo bosque, y entramos poco después en un pequeño cañón por el que descendemos hasta una zona con algunos cultivos, para alcanzar rápidamente la pequeña población de Tierzo.

Desde Tierzo tomamos un nuevo tramo de pista que, tras ascender y descender una colina, nos conduce a la carretera CM-210. Nuestro recorrido continúa hacia la izquierda, pero si tenemos tiempo podemos girar a la derecha y desplazarnos menos de un kilómetro para ver las Salinas de Armallá, con algunas curiosas construcciones como el almacén o el pozo cubierto. Seguimos por la carretera y una vez superamos la población de Taravilla iniciamos un considerable descenso hasta llegar a la casilla 15, momento en que dejamos el asfalto para tomar un nuevo tramo de pista que sube hacia el monte. Un bonito bosque nos acompaña en la ascensión y cuando finalmente alcanzamos el alto páramo, si tenemos tiempo y ganas podemos dejar la pista principal para acercarnos a los miradores de El Machorrillo y Pie Molino, que se asoman sobre el espectacular cañón del Tajo, por el que vamos a circular más adelante. Tras iniciar la bajada salimos al asfalto que muy pronto nos conduce a la localidad de Peralejos de las Truchas, en la que existe una buena infraestructura hostelera. Continuamos por asfalto hasta que nos encontramos el Tajo (casilla 22). Tomamos una pista en buen estado que discurre paralela al cauce del río, encajonada en el cañón, y que nos ofrece algunos de los paisajes más espectaculares de la ruta. La laguna de Taravilla obliga a una parada para observar sus verdosas aguas, que reflejan fielmente el paisaje circundante. Seguimos por la pista que nos conduce al mismo punto de las casillas 16 y 15, en el que salimos de nuevo a la carretera para seguir descendiendo unos kilómetros hasta que nos topamos nuevamente con el cauce del Tajo en el llamado Puente de Poveda.

En este punto (casilla 22) cogemos otro largo tramo de pista que también discurre paralelo al cauce del Tajo, que en este caso queda a nuestra derecha, y en el que se suceden varias áreas de recreo con mesas y distintos servicios. El paisaje sigue siendo espectacular, y la pista se prolonga durante cerca de 25 km hasta que encontramos de nuevo el asfalto en el llamado Puente de San Pedro. En este punto tomamos un nuevo tramo de enlace por asfalto hasta dejar la carretera de nuevo a la vista del río Gallo para ascender por pista hacia la población de Torete. Pasada ésta nos internamos en nuevo cañón, en este caso el del Río Gallo, formado por rocas areniscas rojizas de atormentadas formas, que una vez más proporcionan espectaculares paisajes que se prolongan hasta el Monasterio de la Hoz, acurrucado bajo las impresionantes paredes de piedra. Desde este punto una quincena larga de kilómetros nos conducen de vuelta a Molina de Aragón, donde damos por finalizado el recorrido.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Noticias"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.