inicio
Jueves, 21 de septiembre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Noticias | Preparar para imprimir Enviar por correo

Ruta 4x4: Ávila-Piedrahita


Relacionados
Enlaces
Descargas
La Sierra de ávila

Entre la capital abulense y la histórica localidad de Piedrahita, a través de la llamada Sierra de Ávila, visitamos una comarca sembrada de pequeños pueblos y valles ocultos.

Situados a las afueras de Ávila en la carretera N-110, partimos de la gasolinera Cepsa situada junta a la carretera, en la población de La Colilla.

Comenzamos alejándonos de la ciudad en dirección a Piedrahita, y dejando a nuestra izquierda la carretera que se dirige al Puerto del Pico y Arenas de San Pedro. Avanzamos unos kilómetros por un tramo prácticamente rectilíneo, observando a nuestra izquierda la serranía en la que muy pronto nos vamos a internar, dejando la carretera principal hacia la derecha, en dirección a la localidad de Balbarda. La estrecha vía asciende rápidamente hacia la sierra, tras unos kilómetros pasa por la población de Sanchicorta, apenas media docena de casas situadas junto a un arroyo, y continúa hasta Balbarda, situada en el siguiente valle. Balbarda es algo más grande, y debemos atravesar por completo el pueblo por la carretera principal, buscando la pista asfaltada que justo al otro extremo de la población se dirige a Muñana, y que arranca desde una plaza con un abrevadero en la que hay un pequeño parque infantil. Nos alejamos del pueblo por esta pista asfaltada, pero en la casilla 6 dejamos el asfalto, que gira a la izquierda, para continuar de frente por una pista estrecha y con algunas piedras que, sin embargo, se encuentra, en general, en un aceptable estado. Seguimos por la pista principal, que a partir de la casilla 8 asciende hacia una antena visible desde donde nos encontramos. Este tramo se encuentra en peor estado, y con barro puede causar problemas, ya que el camino en algunos puntos está muy deteriorado por efecto de la lluvia, con profundos agujeros que es necesario sortear.

Pronto dejamos a nuestra derecha la antena y comenzamos el descenso a través de un paisaje dominado por grandes rocas graníticas o "berrocales", como se denominan estas formaciones. Algunas de ellas se mantienen en pie en equilibrios que parecen imposibles. Pronto, a medida que descendemos, comienzan a aparecer los primeros prados con ganado, y la pista, ya en mejor estado, sigue bajando hacia la pequeña población de San Juan del Olmo, en la que destacan sus robustas construcciones levantadas a base de grandes piedras. Junto a un molino tomamos un nuevo tramo de pista (casilla 11), que se encuentra en buen estado y vuelve a ascender. Inmediatamente atravesamos un pequeño valle en el que se asienta un bosquete de chopos y algunas encinas, que contrastan con los prados que dominan el terreno. Volvemos a ascender y tras remontar, ya en el fondo del valle, se distingue la población de Vadillo de la Sierra, nuestro siguiente objetivo.

Vadillo es algo más grande que los otros pueblos que hemos dejado atrás hasta el momento. También debemos atravesarlo y ya a las afueras del pueblo buscar un nuevo tramo de pista que arranca atravesando un pequeño arroyo en una zona con algunas piedras y en la que podemos encontrar algo de barro. Enseguida, y a medida que va subiendo, la pista mejora. Este camino no tiene pérdida, y tras volver a remontar otra colina, bajamos de nuevo, esta vez hacia Villanueva del Campillo, cuya iglesia situada en un altozano domina el valle. Atravesamos este pueblo, y una vez más, a la salida, tomamos una pista en buen estado que sube hasta que nos lleva a internarnos en un pequeño pinar. En la casilla 24 llegamos a un cruce en el que comenzamos a descender hacia el valle principal, en el que se asienta Piedrahita, nuestro punto de destino. En este punto tenemos excelentes vistas de cicho valle.

La pista baja de forma vertiginosa hacia la población de Cabezas de Bonilla, donde tomamos el asfalto brevemente para dirigirnos a la cercana Tórtoles. Aquí debemos otra vez cortar el pueblo, para buscar una pista que sale justo al otro extremo, un camino estrecho que avanza a media ladera a través de un paisaje de robledales, encinas y algunos prados. Hallamos también algunas zonas de pinar, especialmente a nuestra derecha y en las partes más altas. En esta zona encontramos un pequeño laberinto de caminos que pueden hacernos dudar en alguna ocasión, aunque en cualquier caso nos mantenemos sobre el camino principal, que a partir de la casilla 38 se encuentra cementado, y muy pronto desciende hacia Becedilla, ya en el valle. A partir de aquí el último tramo de pista discurre entre campos de secano, a través de un paisaje muy distinto al que habíamos tenido a lo largo de toda la ruta. Una línea de árboles nos indica la presencia del río Corneja, y tras cruzarlo por un puente, llegamos a las primeras casas de las afueras de Piedrahita, donde damos por finalizado este recorrido.

Francisco Díaz

Comparte este contenido en:

Buscar en "Noticias"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.