inicio
Viernes, 20 de octubre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Viajes de Aventura | Aventura 4x4 | Preparar para imprimir Enviar por correo

Rubicon Trail 2007. Camina o revienta


Relacionados
Enlaces
Descargas
Rubicon Trail (451 Kb)
Considerada desde hace más de 30 años como territorio Jeep, la Rubicon Trail es probablemente una de las rutas más difíciles y exigentes del mundo. Allí, quien marca la diferencia es el Wrangler, que por su especial configuración off road se convierte en el icono imprescindible dentro de este salvaje escenario. Por Manuel Andújar

Partiendo de las inmediaciones del lago Loon, a 2.200 m de altitud, y soportando un sol implacable, con temperaturas muy altas durante el día, los participantes de esta edición 2007 tardamos, a bordo de los Jeep Wrangler Rubicon, un día y medio en recorrer los 18 km que nos separaban del destino final: el lago Tahoe.

Enclavada en medio de la Sierra Nevada de California, esta ruta comenzó a utilizarse a mediados del siglo XIX por colonos pioneros que iban a establecerse al oeste del país, a pesar del calvario que suponía atravesar tan inhóspito escenario con sus pesadas caravanas. A finales de aquel siglo y hasta mediados de los años 20, se trabajó en la construcción de un camino que daba acceso a los centros de ocio que comenzaron a construirse en Rubicon Spring, de ahí su nombre. Fue a partir de los años 50 cuando aquel escenario se convirtió en un centro de reunión para entusiastas "Jeeperos", ansiosos por aceptar el desafío de la vieja ruta. También entonces, se bautizaron algunos de los lugares más relevantes con nombres tan evocadores como "El bloque de granito", "El gran dique" o "Colina Cadillac".

Esta famosa travesía no sólo destaca por su elevada catalogación de "muy difícil" en la lista de las rutas 4x4, sino por la agreste belleza de su privilegiado entorno, salpicado de árboles centenarios y enormes losas de granito. Rodeado de pequeñísimos lagos y acompañado a veces por el nacimiento de algún río, lo más impactante del recorrido son algunos tramos que discurren por estrechos senderos y que suelen estar bloqueados por enormes piedras que hay que pasar por encima.

A diferencia de otras rutas 4x4, la Rubicon Trail no admite la presencia de automóviles mediocres que no hayan conseguido una afamada reputación como vehículo todoterreno, por lo que si miramos al panorama actual o al que nos espera, con las futuras generaciones de 4x4, se podrían contar con los dedos de una mano las marcas y modelos que estarían en condiciones de superar con nota este desafío americano. Porque no sólo se trata de ser robusto, también hay que ser eficaces a base de una buena altura libre, excelentes ángulos de carrocería y grandes recorridos de suspensión. Si además de todo esto disponemos de bloqueos mecánicos de diferencial en ambos ejes y un radio de giro más bien corto, tendremos el éxito y la diversión asegurados.

Nuestro Wrangler Rubicon, en su versión americana con motor V6 de gasolina de 3.8 litros, ofrecía todo lo anteriormente descrito y a una velocidad de primera reductora sensiblemente inferior al paso de un hombre, iba sorteando, una tras otra, todas las dificultades del camino. Es justo reconocer, asimismo, el trabajo de los guías de la ruta, también llamados "rock rollers", que se hacen todo el camino a pie y ofrecen indicaciones muy precisas a la hora de afrontar las situaciones más comprometidas. Una de las particularidades negativas del Wrangler es que hay que ir "de memoria" en las trialeras, ya que el puesto de conducción, situado muy bajo y retrasado, no ofrece la suficiente visión como para ver lo que ocurre bajo las ruedas.

Cuando se trata de organizar eventos de off road o travesías de 4x4, los americanos son únicos, pues manejan a la perfección toda la organización y logística que requiere un evento de estas características. De esta forma, y con la ayuda incondicional de varios helicópteros para el transporte del material y del personal, se organiza una zona de acampada para pernoctar donde no falta de nada: duchas, urinarios, fuego de campamento, buena comida a base de asados, mucha cerveza y hasta un piano que no deja de sonar hasta bien avanzada la noche.

A la mañana siguiente, y después de un copioso desayuno, se reinicia la marcha en dirección al lago Tahoe para afrontar uno de los tramos más espectaculares de la ruta. A partir de aquí hay que salvar difíciles pasos de roca en subida, con amenazadores cortados de muchos cientos de metros por la derecha, que hablan por sí solos de la dificultad que entraña esta mítica travesía.

El protagonista: Jeep Wrangler Rubicon 3.8 V6 Automático

Normalmente, los verdaderos protagonistas de cualquier edición de la Rubicon Trail suelen ser los vehículos más que las personas. Así ha sido y así será. Como ya hemos comentado, nuestro particular aliado para este desafío ha sido un Wrangler Rubicon de gasolina, con motor V6 de 3.8 litros y cambio automático. Esta versión americana, con techo de lona y sin ventanillas, disponía de todos los argumentos necesarios para hacer de esta difícil ruta 4x4, un paseo militar para casi todos los participantes.

Como todos sabemos, el Wrangler de dos puertas destaca por tener unos buenos ángulos de entrada y salida, así como el ventral, pues no hay que olvidar que tiene una altura libre de casi 26 cm que permanece invariable al utilizar una configuración de ejes rígidos con muelles en ambos trenes, a lo que se añade la complicidad que otorga el hecho de tener una estabilizadora delantera desconectable (ASBS. Active Sway Bar System) que mejora los recorridos de suspensión en un 28%. Todos los Wrangler Rubicon montan los robustos diferenciales Dana 44, con bloqueos mecánicos al 100% y una caja reductora de cortísimo desarrollo final de 4,0:1, frente a los 2,72:1 de las versiones Sport y Sahara.

De la "línea de flotación" para abajo, utiliza la concepción de un todoterreno clásico, es decir: chasis de doble viga, tracción total conectable (sin diferencial central), dirección con recirculación de bolas y caja transfer con accionamiento por palanca. Por otro lado, los neumáticos que montaba eran unos BF Goodrich Mud Terrain T/A que mostraron un impecable comportamiento, porque además de un excelente agarre no observamos ningún pinchazo de nadie en nuestra abultada caravana.

En cuanto al diseño del nuevo Rubicon, más largo y ancho que su antecesor, sólo caben elogios, pues a pesar de algunos defectos que afectan al confort, mantiene como nadie ese inigualable "look" de aventura y, lo más importante, sigue conservando el ADN que ha hecho historia en el vehículo más representativo de la marca americana.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Aventura 4x4"
Secciones
Aventura 4x4
Vuelta al mundo
Outback Experience
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.