inicio
Domingo, 20 de agosto 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Noticias | Preparar para imprimir Enviar por correo

Range Rover Thundra


Relacionados
Enlaces
Descargas
Thundra 4x4 (360 Kb)
Capricho

Este vehículo, aunque tenga apariencia veterana, es una preparación recién llevada a cabo, que esconde prestaciones espectaculares y muy personalizadas.

Texto y fotos: Ángel Montalbán

Cuando alguien se encapricha de un modelo es para toda la vida, y eso es lo que le ocurre a José Grancha (nada que ver con el piloto portugués) cabeza visible del grupo Tundra 4x4. El Range es su coche y de ahí no se baja. A la hora de preparar uno, aunque podía disponer de últimas versiones del modelo, se inclinó por una unidad de mediados de los noventa para no tener que pelear con el aumento de componentes electrónicos que incorporó el fabricante en las sucesivas actualizaciones del modelo. Una vez separada la carrocería del chasis, se ha optado en primera instancia por ganar altura libre para el vehículo. Para ello se han instalado unos muelles Old Man Emu y unos amortiguadores Koni. El conjunto gana una altura de 13,5 cm. Se ha instalado un patín delantero para proteger los bajos y los paragolpes han sido sustituidos por unos que mejoran ostensiblemente el ángulo de ataque y de salida. Para que estas últimas cotas fueran realmente óptimas se han recortado parcialmente aletas delanteras y traseras. El lateral posterior izquierdo alberga la salida de escape, preservando así su integridad en caso de tener que rodar marcha atrás en terrenos accidentados y evitando que se ensucie y que se manche.

El sistema de frenado se mantiene de origen y los grupos delantero y trasero han sido mejorados en cuanto a la relación, siendo ahora 4:10. La reductora se ha sustituido por la del Range V8 de gasolina, quedando el resto del cambio de serie. Las vías se han ensanchado con unos separadores 3 cm por cada lado, se han instalado cuatro llantas de 16" y se han montado unos neumáticos de dibujo mixto en medida 295/75 R16. También se ha adaptado una amortiguación de dirección. La zona baja se complementa con la instalación de un protector para el depósito de combustible y taloneras laterales para poder trabajar con el gato mecánico sin problemas. Un Warn 9000 I es el cabrestante elegido en caso de tener que arrastrar el vehículo. A continuación viene lo más complicado a nivel mecánico, ya que el propietario quería a toda costa tener un propulsor robusto y potente, y ha conseguido instalar en el vano motor nada menos que un Chevrolet 8 cilindros diésel de 6.200 c.c. A falta de la instalación de el turbo definitivo, intercooler y colectores de mayor diámetro se puede adelantar que sin limitaciones el motor puede llegar a dar cerca de 500 CV. La instalación ha sido complicada y laboriosa, debiéndose recolocar soportes de motor y algún que otro silentblock.

También se ha debido utilizar una campana de embrague procedente de un Santana 2000 para que la adaptación motor cambio sea óptima. La transmisión es de doble nudo, manteniéndose palieres, crucetas y demás elementos mecánicos que pudieran sufrir con tanta potencia, de serie. Según Jose, con sentido común y tacto en el pedal no tiene por qué producirse avería. El control de tanta potencia se lleva a cabo desde el puesto de conducción con un manómetro en la consola central que regula la válvula de presión del turbo. Junto a éste mando existen dos relojes, el primero de ellos da la presión de los gases de escape y el segundo la temperatura por culata y la presión de aceite. Un inclinómetro y un altímetro de procedencia Nissan, un GPS Garmin 2006 color, una emisora de 27 Presiden Tylor y un arco antivuelco meticulosamente forrado para no dañarnos cuando topemos con él  completan el interior que, por otra parte, se mantiene inmaculado en tapicería, embellecedores y acabados, pese a que el modelo tiene ya sus años encima. Exteriormente destacan los pequeños faros de largo alcance sobre el paragolpes delantero, los cuatro faros Hella 1000 Rally y la baca que alberga éstos últimos. La estructura se aprovecha para colocar la antena del GPS, que queda completamente protegida. Una toma de aire elevada mejora ostensiblemente la profundidad de vadeo.

En marcha el vehículo se mueve de forma discreta en cuanto a rumorosidad, llama la atención sobre todo por la altura del conjunto. Llegada la hora de franquear obstáculos el coche pasa sin problemas, tan solo las torsiones producen pequeños ruidos mecánicos. Lo más destacable es que por muy complicado que sea el paso no hace falta para nada la reductora, ya que el extraordinario par motor permite con ligerísimos golpes al acelerador avanzar a velocidades lentísimas. Cuando ponemos las cortas esta capacidad se ve mejorada si cabe, y tan sólo nos puede detener la pérdida de adherencia de los neumáticos si ésta llega a producirse.

Lo que ha perseguido Grancha es aprovechar su experiencia africana a la hora de preparar un vehículo con la intención de que sea efectivo en el campo, pero completamente llevadero en el día a día. Ni que decir tiene que todo lo instalado ha pasado la correspondiente ITV sin problemas. Quién quiera mantener su Range como mandan los cánones estéticos con unos cuantos retoques efectivos y económicos ya sabe a qué atenerse. Según el propietario, con el vehículo se puede ir a un acto social y a un mar de dunas, con las mismas garantías en ambos casos.

LA UNIÓN-ZAGORA:

 

José no acaba de empezar en esto, pues lleva ligado al mundo del motor desde finales de los ochenta, cuando trabajó en talleres de concesionarios oficiales. Aún joven tuvo su primer contacto con Marruecos, recorriéndolo con un humilde Renault 5 y viviendo todo tipo de vicisitudes (creía que se podía entrar sin pasaporte, que las tarjetas de crédito europeas eran conocidas en Africa... ). Volvió hechizado. Desde entonces su relación e implicación con los viajes de aventura fue creciendo hasta dedicarse profesionalmente a todo lo relacionado con el tema. En la zona industrial de la localidad murciana de La Unión, disponen de una nave de casi medio millar de metros cuadrados, divididos entre taller, almacén, oficinas y tienda. María Dolores Sánchez es la responsable de atención al cliente, departamento comercial y administración. Ventura Valero y Francisco Hernández se ocupan de todo el tema mecánico. No conformes con éstas instalaciones cuentan con un taller en el propio Marruecos en la localizad de Zagora, estando al frente de la misma Hamid Ghiovan. Además, de forma bimensual realizan excursiones de varios días por el país magrebí, con la intención de satisfacer las necesidades de diversas empresas en el capítulo de incentivos para sus empleados, probar las soluciones instaladas en los vehículos que preparan o bien por el mero placer turístico. Aunque tocan 4x4 de diferentes marcas, su especialidad radica en todo lo relacionado con Land Rover. Los usuarios de la firma en diferentes lugares de Europa tienen a Tundra como punto de apoyo para cualquier necesidad desde sus países de origen al continente africano, y viceversa. El próximo objetivo es instaurar una competición de orientación a caballo entre Europa y África, pero esa será otra historia.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Noticias"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.