inicio
Miércoles, 20 de septiembre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Rutas 4x4 | Rio Duero | Guía práctica | Qué ver | Preparar para imprimir Enviar por correo

Qué ver


Relacionados
Enlaces
Descargas
Etapa 2. Berlanga de Duero - Aranda de Duero

Desde muchos kilómetros antes de llegar, prácticamente desde el principio de esta etapa, veremos en el horizonte la silueta de la fortaleza de Gormaz, que domina desde su privilegiada atalaya sobre el valle del Duero una extensa comarca. La fortaleza califal de Gormaz es la más grande de su clase en Europa y fue testigo de numerosos combates entre moros y cristianos durante los siglos que el Duero fue zona fronteriza, también el Cid llegó a ser alcalde del castillo, descrito en el Cantar como "castiello tan fuort". De dimensiones espectaculares - 446 m. de largo por 60 m. de ancho, y más de 1.200 m. de perímetro - fue construida a base de sillares labrados, siguiendo las líneas naturales del cerro sobre el que se asienta, contando con nada menos que 26 torres cuadradas y conservando almacenes, grandes aljibes y restos de otras líneas defensivas interiores.

En la carretera de acceso encontraremos la Ermita de San Miguel mientras que la población situada bajo la fortaleza apenas cuenta con 25 habitantes y hay bastantes casas en ruinas. Tras Gormaz nos hemos alejado algunos kilómetros del Duero para conocer la villa del Burgo de Osma, una visita ineludible si recorremos esta comarca. En un privilegiado enclave situado en la vega del río Ucero - que muy cerca morirá tributando sus aguas al gran Duero - la población tiene sus ancestros en la colindante villa romana de Uxama, y más tarde en la sede catedralicia de Osma, aunque a partir del siglo XII el núcleo de artesanos y comerciantes asentados en el Burgo hicieron que cobrara mayor importancia que el pueblo original. Durante el renacimiento la villa sufrió un gran crecimiento llegando a contar incluso con universidad, auge que se prolongó hasta el Siglo XIII, en el que parece haberse quedado anclada si nos permitimos un paseo por su excelentemente conservado casco histórico, en el que flota, además, una casi palpable atmósfera clerical.

Entre sus monumentos destaca la Catedral, que luce una singular pero bien resuelta mezcolanza de estilos: románico, gótico tardío e incluso barroco. A través de sus calles porticadas encontraremos monumentos como la antigua Universidad de Santa Catalina, el Ayuntamiento, el Hospital de San Agustín, el Palacio del Obispo o el Seminario. Junto al río Ucero se conservan algunos paños de la muralla y recientemente se ha habilitado toda la zona por la que se puede prolongar un agradable paseo.

Nuestra siguiente parada la podremos hacer en la localidad de San Esteban de Gormaz. En esta villa de nuevo encontraremos vestigios del paso del Cid. Algunos historiadores sostienen que el desconocido autor del Cantar era natural de esta población. Lo más destacable en San Esteban, que se debe visitar a pie, es su casco antiguo situado bajo las ruinas del castillo, destacando algunas iglesias como la de la Virgen del Rivero y San Miguel así como el Museo de Arte Sacro. Junto al río y el puente románico por el que lo atravesamos (casilla 39) se encuentra el interesante Ecomuseo Molino de los Ojos, un antiguo molino rehabilitado en el que se explican las tradicionales tareas de la comarca como la molienda, la matanza, la sementera o la vendimia (Telf.: 975 350 292).

Siguiendo la ruta dejaremos a nuestra derecha la población de Langa de Duero, dominada por su castillo (casilla 46), hasta llegar por pista al espectacular Monasterio de la Vid. Fue fundado en el siglo XII como abadía de monjes premostratenses y más tarde ocupado por Agustinos. Apenas quedan unos restos de la primitiva construcción de estilo románico, y la mayor parte de la que actualmente vemos data del Siglo XVI y el claustro presenta un estilo gótico-renacentista. Además de una impresionante biblioteca cuenta con un museo de Ornamentos Religiosos y una exposición permanente de monedas antiguas. Otra vez vamos a alejarnos brevemente del Duero para conocer Peñaranda de Duero, otra localidad que supondrá una grata sorpresa para el viajero.

Declarada toda ella conjunto histórico-artístico sorprende por lo excelentemente conservado que se encuentra su amplio casco histórico, al que se accede por varias puertas de la muralla, destacando especialmente su Plaza Mayor, presidida por un rollo jurisdiccional situado entre el palacio de los Zúñiga y Avellaneda y la iglesia de Santa Ana. Todo el caserío está dominado por el castillo, en cuya torre del homenaje se encuentra el Centro de Interpretación de los Castillos Fronterizos, mientras que en el pueblo se puede visitar una antigua fragua -en la calle Cava- y un museo de la Farmacia.

Por último, Aranda de Duero se ha convertido en una gran e industriosa ciudad, aunque conserva un pequeño pero interesante casco histórico en el que se concentra buena parte de la actividad gastronómica y del comercio tradicional de la villa. En la porticada Plaza Mayor destacan los históricos palacios que la bordean, así como iglesia de Santa María, pudiéndose visitar aquí el Centro de Interpretación de la Arquitectura Asociada al Vino. En las afueras hay un pequeño Museo del Tren, que cuenta con algunas máquinas y vagones, además de numerosos utensilios.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Qué ver"
Secciones
Rutas 4x4
Últimas Rutas publicadas
Rio Duero
Pueblos Abandonados
Rutas del Cid
Rutas de Dalí
Rutas de los Bandoleros
Rutas por Portugal
Multiaventura
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.