inicio
Viernes, 20 de octubre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Rutas 4x4 | Últimas Rutas publicadas | Preparar para imprimir Enviar por correo
De Los Ibores a Las Villuercas

Puente del Arzobispo - Guadalupe


Relacionados
Enlaces
Descargas
Partiendo de la fértil vega del río Tajo, aún en la provincia de Toledo, nos internamos en la comarca cacereña de los Ibores desde donde saltamos a las serranías que forman las Villuercas, con punto y final en la histórica localidad extremeña de Guadalupe, a través de un fácil recorrido apto para todo tipo de 4x4. Por Francisco Díaz

Comenzamos este itinerario en la localidad toledana del Puente del Arzobispo, en concreto en la gasolinera Repsol situada sobre la carretera CM-4101, que une esta población con las localidades de Calera y Chozas y Talavera de la Reina. Giramos hacia el centro del pueblo, y en la primera rotonda tomamos dirección Puerto de San Vicente/Guadalupe, para continuar siempre de frente atravesando todo el pueblo, hasta llegar al histórico puente que atraviesa el Tajo y que sigue dando servicio a la carretera.

Justo a la salida del puente encontramos un cruce, y entre las dos carreteras sale el primer tramo de pista que vamos a tomar. Aunque se encuentra en buen estado, al bajar para superar un pequeño arroyo en el fondo encontramos un trozo deteriorado por efecto de alguna lluvia torrencial, por lo que hemos de tener cuidado de no meter una rueda en alguno de los agujeros. La pista continúa hasta que cambia de dirección hacia el este, y en este punto es visible una carretera, aunque no llegamos a salir a ella porque inmediatamente variamos otra vez de dirección para continuar hacia el sur (casilla 7).

En la casilla 9 alcanzamos un caserío -el término cortijo se empieza a utilizar más al sur- y tomamos una pista en bajada que serpentea a través de un bonito bosque de encinas. Un kilómetro después llegamos a otro tramo también algo deteriorado por el agua. Continuamos por la pista, que se estropea un poco, realizamos un pequeño vadeo y nos presentamos en un prado al que da acceso una puerta canadiense, donde parece que va a acabar el camino, sin embargo, continúa de frente por un lateral del prado, y enseguida se hace otra vez más visible, hasta que salimos a una pista cementada que nos conduce a la pequeña localidad de Navalmoralejo, aún perteneciente a la provincia de Toledo. Atravesamos el pueblo y seguimos por una carretera que se convierte en pista coincidiendo con el cambio de provincia y de Comunidad Autónoma, ya que salimos de Toledo y, por tanto, de Castilla-La Mancha, para entrar en la provincia de Cáceres perteneciente a Extremadura.

Seguimos por esta pista, que se encuentra en excelente estado, y después de atravesar un par de arroyos por sendos puentes nos situamos en Villar de Pedroso, una localidad relativamente grande que conserva muchas casas de estilo tradicional en su calle principal, que atravesamos. En la casilla 17 salimos del casco urbano y llegamos a la carretera, la cruzamos para afrontar un nuevo tramo de pista, que discurre ahora entre sembrados de secano. De frente vemos la impresionante mole de las sierras de Valdelacasa y de Altamira. Nos dirigimos hacia ella por una red de pista en general en bastante buen estado, y que no debe plantear ningún problema.

En la casilla 24 llegamos a la población de Carrascalejo, desde la que iniciamos la ascensión por asfalto al puerto de Arrebatacapas, de 911 m de altura. En lo alto del puerto merece la pena parar para contemplar a nuestra espalda toda la llanura por la que ha transcurrido hasta el momento nuestro recorrido. Mientras, delante vemos la sucesión de sierras que se prolongan hasta Guadalupe, por donde continuamos. El final del descenso del puerto coincide con la localidad de Navatrasierra, donde la carretera se convierte en una estrecha pista asfaltada por la que nos vamos a internar en plena sierra de la Palomera, un paisaje de frondosa vegetación con un bosque excelentemente conservado y cuyas características nos hacen acordarnos de otros parajes situados más al norte. Tenemos poco más de 18 km por esta estrecha carretera, hasta superar el Collado del Hospital (1.096 m.).

En la casilla 26 tomamos un nuevo tramo de pista -también en buen estado- que desciende por una de las vertientes de la sierra de Palomera, por una zona en la que es relativamente fácil encontrarse con algún ciervo. Seguimos hacia el valle, hasta que llegamos a la población de la Calera. Tras cruzar la plaza del pueblo, tomamos un nuevo tramo de pista -recientemente repasado- por el que ahora nos dirigimos en un primer momento hacia el Este, hasta que en la casilla 32 volvemos a descender, a través de un bonito paisaje de dehesas salpicadas de encinas.

Este último tramo nos conduce a la localidad de Alía, en la que tomamos la carretera principal EX-102, en dirección a Guadalupe. Aún hemos definido un último tramo de pista, por el que ascendemos hasta la misma localidad de Guadalupe, a través de un camino que discurre entre encinares y algunos olivos, pista que cuenta con algunas zonas cementadas. Además del Monasterio, que es su monumento más emblemático, no podemos dejar de pasear por el casco antiguo de la localidad y disfrutar de su atractiva arquitectura tradicional. Por último, sólo cabe señalar que este recorrido que alterna tramos de tierra y de asfalto en una proporción que se aproxima al 50%, es apto para cualquier tipo de 4x4.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Últimas Rutas publicadas"
Secciones
Rutas 4x4
Últimas Rutas publicadas
Rio Duero
Pueblos Abandonados
Rutas del Cid
Rutas de Dalí
Rutas de los Bandoleros
Rutas por Portugal
Multiaventura
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.