inicio
Domingo, 20 de agosto 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Competición | Preparar para imprimir Enviar por correo

Previo Dakar Series 2008: Centro European Rally. Reto magiar

París y el Sena se han sustituido por Budapest y el Danubio en la salida de la carrera.
París y el Sena se han sustituido por Budapest y el Danubio en la salida de la carrera.
Relacionados
Enlaces
Descargas
Arranca definitivamente el nuevo sistema de competición engendrado por la A.S.O. como respuesta a la coyuntura creada por la suspensión del Dakar. Tras visitar la zona acercamos a nuestros lectores todos los pormenores de la carrera europea. Texto y fotos: Ángel Montalbán

Hungría albergará la mayor parte del desarrollo del primer Dakar Series. Budapest, la capital, será la que acoja las verificaciones. El país dispone de la infraestructura suficiente para dar covertura a la descomunal caravana que supondrá esta carrera. A todos los niveles queda garantizado que no habrá carencias de ningún tipo.

Deportivamente hablando, el éxito esta asegurado ya que Mitsubishi contará con cuatro unidades en la salida, y los Volkswagen en liza serán cinco. BMW dispondrá de tres de sus coches y Schlesser inscribirá dos de sus prototipos. En la categoría de coches de serie más de lo mismo con todos los equipos punteros implicados presentes, incluyendo el equipo Toyota de la filial española. En cuanto a los camiones, tan sólo los Kamaz se caerán del grupo de habituales de la categoría presentes en Budapest.

En resumidas cuentas, más de doscientos equipos tomarán parte en este Dakar series. La coincidencia de fechas con Túnez fue argumentada por los húngaros desde la perspectiva de que la mayoría de equipos dakarianos y, por supuesto, las marcas oficiales entre ellos, no tenían previsto participar en la carrera tunecina.

Para los privados españoles será un sobreesfuerzo el estar en la salida, unos pocos incluso acudirán a Túnez, pero la mayoría no saldrá de casa por la complicada situación presupuestaria en la que se hayan.
A nivel mediático, cerca unas cincuenta televisiones de todo el mundo cubrirán la carrera, y centenares de medios de prensa escrita se harán eco de la prueba. Se espera, por otra parte, que el número de espectadores en Hungría ronde las 700.000 personas, y que en Rumania esa cifra se aproxime a las 500.000, teniendo en cuenta que en este último país el acceso a las especiales será complicado por lo abrupto del terreno.
 

MÁS QUE UN EQUIPO:

A Balázs Szalay su copiloto, Lázlo Darázsi, se les puede considerar como "almas mater" del primer Dakar series. El piloto debutó en la prueba africana en el 96, y hace ya un lustro que gestiona su propio equipo desde la construcción hasta la puesta en marcha. Con el apoyo de la filial de Opel en su país ha llegado a tener una seria infraestructura. El copiloto practicaba Pentatlhon antes de disputar carreras de circuito y en ruta, y pasó a ser copiloto de Balázs en la temporada 2004.

Desde tiempo atrás, trabajaban en esta carrera para ponerla en marcha, cara a la temporada 2009, pero las circunstancias les han obligado a que arranque este mismo año. Su intención es ser la referencia que garantice a los deportistas el buen desarrollo de la carrera.

Al cierre de nuestra edición, pese a lo publicado en la página web de la prueba, no se habían concretado aún las etapas en el país magiar. El recorrido total alcanzará, básicamente, los 3.500 km, y casi 1.700 del total de ellos tendrán lugar contra el crono. La parte húngara será similar a las de las etapas portuguesas de las tres últimas ediciones, y la rumana pedregosa como algunas del norte de Marruecos. Se rodará desde alturas que se sitúan casi al nivel del mar hasta superar con creces los 2.000 m. Los vadeos, serán numerosos y profundos, ya que se deben cruzar numerosos cauces de ríos. El esquema de competición tan sólo establece parques cerrados en el principio y en el final de la carrera, pudiéndose repostar y organizar la logística de cada final de etapa según las necesidades de cada uno.

Están trabajando para conseguir en sucesivas ediciones un generoso aumento del kilometraje, tanto general como cronometrado, y sobre todo, implicar a más países a la hora de poner en marcha el recorrido para que la prueba se consolide.

EL RECORRIDO, ULTIMÁNDOSE:

Al cierre de nuestra edición, pese a lo publicado en la página web de la prueba, no se habían concretado aún las etapas en el país magiar. El recorrido total alcanzará, básicamente, los 3.500 km, y casi 1.700 del total de ellos tendrán lugar contra el crono. La parte húngara será similar a las de las etapas portuguesas de las tres últimas ediciones, y la rumana pedregosa como algunas del norte de Marruecos. Se rodará desde alturas que se sitúan casi al nivel del mar hasta superar con creces los 2.000 m. Los vadeos, serán numerosos y profundos, ya que se deben cruzar numerosos cauces de ríos. El esquema de competición tan sólo establece parques cerrados en el principio y en el final de la carrera, pudiéndose repostar y organizar la logística de cada final de etapa según las necesidades de cada uno.
Están trabajando para conseguir en sucesivas ediciones un generoso aumento del kilometraje, tanto general como cronometrado, y sobre todo, implicar a más países a la hora de poner en marcha el recorrido para que la prueba se consolide.


 

EN UN T4 SIN COMPASIÓN:

Habíamos tenido oportunidad de rodar en algunos T-4 en pruebas anteriores, pero esta vez, el equipo húngaro había preparado un recorrido de varios kilómetros variado y espectacular. Su piloto, Darazsi Zsolt, nos ofreció la oportunidad de acomodarnos en el asiento de la derecha, dejando el del centro libre. Dio tiempo a que se refrigeraran los frenos tras la vuelta de reconocimiento que había dado, y tras hacerle saber que podía atacar a fondo con garantías de que aguantaríamos física y mentalmente, arrancó con ganas, rodando en primera instancia por una zona rápida, sin mayor relevancia. Posteriormente una zona más virada obligó al piloto a emplearse a fondo y nos demostró lo rápido que se puede ir en un vehículo de estas características. Del hecho de que pasábamos las curvas en dos ruedas nos daba fe el posterior aterrizaje en la recta subsiguiente, y también de que la amortiguación era efectiva en los saltos que salpicaban el recorrido, sacudiéndonos sin contemplaciones con el interior. Comprobamos, en resumen, la efectividad del M.A.N húngaro, y casi sin darnos cuenta, se acabaron los 10 km del tramo, utilizando una recta asfaltada para decelerar las casi diez tonelada de peso del poderoso camión. Ahora entiendo por qué el que se sube a uno no quiere volver a conducir una camioneta.

 

Comparte este contenido en:

Buscar en "Competición"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.