inicio
Miércoles, 20 de septiembre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Competición | Preparar para imprimir Enviar por correo

Preparación TT: Mercedes Sherpa. Otro nivel


Relacionados
Enlaces
Descargas
Mercedes Sherpa (606 Kb)
El prototipo que ilustra estas páginas supone un salto cualitativo en las preparaciones artesanas de vehículos de competición, ya que incorpora soluciones hasta ahora inéditas en cuanto a prestaciones. Texto y fotos: Ángel Montalbán

No es la primera vez que Amador Marcado aparece en nuestras páginas como constructor. En el número 214 de Auto Aventura 4x4 pudimos conocer un prototipo preparado con anterioridad. Ya en aquel entonces este cordobés tenía este nuevo proyecto en mente. En su obsesión por conseguir vehículos cada vez más capaces de franquear obstáculos, quería desarrollar un modelo en el cual los anclajes de la suspensión no fueran fijos como en los modelos vistos hasta la fecha, sino que se pudieran reglar a voluntad aumentando así el recorrido de suspensión del conjunto, lo que le permitiría unas prestaciones espectaculares. El proceso es mejor dejárselo relatar  a su protagonista.

"Durante las vacaciones de navidad de 2005 empezamos con este nuevo proyecto, para el cual disponíamos de una unidad Unimog 411 procedente del parque de bomberos de Elvas (Portugal). Con él teníamos asegurada la robustez y fiabilidad a nivel de chasis. Nuestro siguiente paso era encontrar un motor que por características y prestaciones se adaptara al chasis disponible, y después de barajar varias opciones nos decantamos por un motor 6 cilindros procedente de un Toyota que cesaba su actividad en el Campeonato de España de Orientación 4x4. A continuación nuestro esfuerzo se centró en el acoplamiento de embrague y caja de marchas con el motor, para lo que fue necesario desmontar el cambio y tallar el eje primario. El siguiente capítulo fue colocar los largueros del chasis y ubicar el eje delantero. Una vez decidida la distancia entre ejes que creíamos más acertada, colocamos el eje trasero. A partir de entonces nuestro trabajo se centró en el sistema de frenado, optando por desmontar el original de zapatas y diseñando y fabricando unos discos de frenos macizos, a los cuales le adaptamos unas pinzas de frenos procedentes del Renault 21 turbo diésel (dos por rueda), las cuales se sustentan mediante soportes diseñados para ser anclados en los soportes originales.
A partir de ahí empezamos a dar forma a lo que iba a ser la estructura del habitáculo y estructura de seguridad, que se realizó aprovechando el salpicadero del Toyota. El resto de la estructura está formado por tubo estirado en frío de 60 x 3 curvado manualmente por medios hidráulicos. Para el sistema de dirección hemos confiado en un Orbitrol y bomba hidráulica de 180 litros minuto, que se encarga de alimentar el resto de sistemas hidráulicos del vehículo a excepción de los frenos independientes, para los cuales se ha instalado una segunda bomba. Tras esto estudiamos la suspensión más adecuada para nuestros propósitos, la cual se compone:
- Delantera: originalmente nos basamos en el esquema original de Mercedes G, aprovechando copelas y muelles. No tardamos en cambiar todo su esquema al no cumplir con las expectativas buscadas. De modo que procedimos a montar un sistema de diseño propio que podemos variar en dureza y altura desde el interior del vehículo.
- Trasera: partimos de amortiguadores rancho 9000 montados sobre piezas de diseño propio.

Ambas suspensiones equipan muelles fabricados por Mavilsa y están dotadas de rótulas tipo uniboll, pero procedentes de vehículos agrícolas, lo cual nos garantiza su robustez.
Los dos ejes van equipados con un sistema estabilizador hidráulico, el cual aún se encuentra en fase de desarrollo. Para el sistema de refrigeración hemos optado por un radiador de Nissan Patrol 6 cilindros y ventilación reforzada por dos ventiladores procedentes de Citroen ZX, los cuales van ubicados en la parte trasera y pueden accionarse manualmente, con la garantía de que si por olvido no se conectaran, estos actuarían de forma automática.

El siguiente paso era dar forma al interior de la carrocería. En el salpicadero, y perfectamente al alcance del piloto, se encuentran los mandos de los bloqueos traseros, delanteros, conexión y desconexión de tracción T/D y 4X4, así como inversor, todos ellos de actuación neumática, para alimentar estos sistemas, tras los asientos, se encuentran ubicados dos compresores de 72 L/m, ambos pueden trabajar de forma simultánea ó independiente según consumo en un rango de 6/8 kg cm2 de forma automática. En cuanto a información, disponemos de presión de aceite motor, presión de aceite hidráulico, amperímetro, temperatura, temperatura aceite hidráulico, presión de aire y r.p.m. En cuanto a testigos luminosos, disponemos de información constante por medio de leds intermitentes de conexión de bloqueos, tracción y funcionamiento de compresores y ventiladores. Sobre el salpicadero inferior y tras las palancas del cambio encontramos las palancas de frenos de mano independientes y controles de altura, así como un pomo mediante el cual disponemos de 99 posiciones de regulación para la suspensión. Para la carrocería intentamos guardar en lo posible los rasgos característicos de la serie G de Mercedes de los cuales tomamos capó y rejillas frontales. El resto de la carrocería es de diseño propio, que se realizó en cartón y escayola, llevando a cabo los moldes negativos en poliéster. Una vez obtenido éstos procedimos a fabricar las piezas definitivas en dicho material, para lo cual contamos con la colaboración de Automanía. La rotulación del vehículo ha corrido a cabo de Letradis. Quiero agradecer a la compañía Betamo su colaboración en la realización de todo tipo de soportes y protecciones, así como a las empresas Ocm, Globalbox, Mantra Sport, y Guareña su desinteresado aporte de material y todo tipo de ayudas. También a Tece 4x4 por su labor como proveedor de algunos de los componentes utilizados".

Han sido casi dos años de trabajo por parte de Amador y su hijo, que utilizaron como principal horario de trabajo el tiempo libre del que disponían los fines de semana. Las horas de mano de obra fueron incontables y, además, dependían de la colaboración de las empresas antes mencionadas. El vehículo tiene un aspecto espectacular, y para ser artesano en su construcción un acabado y remate impecables. Destacan la altura de la carrocería y el descomunal tamaño de los neumáticos. El puesto de conducción es amplio y cómodo gracias a la buena posición del asiento de competición. Cualquiera se pierde ante tanto interruptor y palanca, aunque cada una tiene su función específica y permite multitud de posibilidades de freno bloqueo y altura. No obstante, el propietario nos transmite su intención de utilizarlas lo imprescindible por aquello de mantener el espíritu de la conducción técnica por encima de todo. La zona de pruebas fue el mejor ejemplo para constatar la capacidad del prototipo a la hora de adaptarse a las irregularidades del terreno por muy abrupto que fuera. Las ruedas se descuelgan a voluntad y es prácticamente imposible perder tracción, lo que permite avanzar sin atascos, y lo que es mejor, sin forzar lo más mínimo la mecánica. El objetivo del vehículo son las competiciones de trial, y una vez rodado y rematado en sus últimos detalles será uno de los participantes más competitivos de los pruebas en las que tome parte. La temporada 2008 será la de su debut.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Competición"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.