inicio
Jueves, 21 de septiembre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Rutas 4x4 | Últimas Rutas publicadas | Preparar para imprimir Enviar por correo
Los Montes Torozos

Medina de Rioseco - Palencia


Relacionados
Enlaces
Descargas
Ruta 4x4 (347 Kb)
Nuestra ruta por tierras castellanoleonesas va a continuar en esta ocasión recorriendo parte de los llamados Montes Torozos, una de las subcomarcas en las que se divide Tierra de Campos, con destino en la capital palentina. Por Francisco Díaz

Nuestro rutómetro comienza situándonos al norte de la villa, en la carretera N-601, más conocida como carretera de León, en la gasolinera Repsol situada frente al polígono industrial. Saliendo hacia el norte, giramos inmediatamente a la derecha, tomando una carretera secundaria señalizada hacia Tamariz de Campos, por la que avanzamos poco más de cuatro kilómetros antes de tomar un primer tramo de pista a la derecha en la casilla 3. Enseguida, la línea de árboles que indica la ubicación del Canal de Castilla resulta visible enfrente, y hacia allí nos dirigimos para cruzarlo por un antiguo puente. Los llamados caminos de "sirga" -por los que circulaban las caballerías que arrastraban los lanchones cargados- están prohibidos a la circulación, pero es posible dar un paseo por este bonito entorno.

Seguimos nuestro recorrido y muy pronto alcanzamos la población de Villanueva de San Mancio, desde donde vamos a continuar por pista atravesando un tramo que con barro puede causar complicaciones, hacia la carretera CL-612, muy cerca de la localidad de Palacios de Campos, en la que no llegamos a entrar, ya que tomamos un nuevo tramo de pista junto a una pequeña ermita de planta rectangular que tiene la particularidad de contar con dos puertas de acceso gemelas. A partir de aquí cambiamos de dirección, y tras remontar una pequeña colina, siempre entre campos de labor, seguimos a través de un terreno que si bien en seco resulta muy sencillo, con barro se complica notablemente. Al fondo vemos la silueta del castillo de Belmonte de Campos, construcción de la que básicamente se conserva la torre principal o del "homenaje", situada en una pequeña colina horadada por bodegas, en medio de una población con la mayoría de sus viviendas -manzanas enteras- abandonadas.

A partir de Belmonte vamos a cambiar de nuevo de dirección, para dirigirnos ahora hacia el oeste, a través de una pista en excelente estado que en algunos mapas figura como carretera, en la que, como siempre -pero especialmente cuando se trata de pistas tan rápidas-, hay que invitar a la moderación en lo referente a la velocidad, evitando malas tentaciones. En Meneses apenas entramos, ya que variamos de nuevo de dirección, ahora hacia el norte, por una pista que en principio está empedrada y en buen estado, pero que a medida que nos alejamos del pueblo y es menos utilizada comienza a estrecharse y a empeorar. Aquí el terreno es de tipo arcilloso, de modo que con agua se vuelve extremadamente resbaladiza. La silueta de Capillas pronto es visible al fondo, detrás de otra línea de árboles que rompen la monotonía de la llanura y que corresponden al trazado del llamado Canal de Campos, que riega todas estas tierras. A medida que nos acercamos a Capillas el camino va mejorando, y finalmente nos situamos en una calle cementada a las afueras del pueblo por la que continuamos hasta un arco que da acceso a la parte más antigua de la población, resto de una muralla que protegía las viviendas. Tomamos brevemente el asfalto, para girar en dirección a Castromocho, y tras apenas 600 metros cogemos una pista a la derecha por la que muy pronto nos situamos junto a una pequeña laguna, cuya vegetación contrasta con la desarbolada llanura.

Nuestro itinerario va a continuar ahora en dirección sureste, atravesando una extensa meseta cubierta por completo de cultivos, en su mayoría de secano -trigo, cebada y avena fundamentalmente- pero también con algunos terrenos sembrados de girasol, cuyo verde contrasta fuertemente con el entorno. A medida que avanzamos los caminos se vuelven menos rodados, y especialmente a partir de la casilla 31 hay un tramo con mucha pendiente lateral que apenas plantea problemas con terreno seco, pero que es bastante complicado con barro. La llanura favorece que muy pronto veamos de frente la silueta de Torremormojón, localidad en cuya entrada nos sorprende la gran cantidad de palomares que se conservan, la mayoría de tipo circular, aunque también hay algunos de planta rectangular. Merece la pena detenerse para dar un paseo entre estas construcciones tan emblemáticas de la Tierra de Campos, ya que los pichones fueron durante siglos una parte fundamental de la dieta y la economía de los habitantes de estos pueblos.

En Torremormojón salimos brevemente a la carretera que se dirige hacia Palencia, y muy pronto tomamos a la derecha una pista que nos conduce muy cerca de Pedraza de Campos. Sin llegar a entrar en la población giramos hacia el oeste, ahora por una pista en buen estado, que nos conduce, tras pasar por un caserío, a Paradilla de Alcor, donde podemos ver los restos de su castillo. Desde este lugar salimos a la carretera y poco después nos adentramos en un nuevo tramo de pista que nos lleva hasta Autilla del Pino, donde podemos observar una serie de curiosas construcciones de piedra. Se trata de antiguas cabañas que se utilizaban en la época de la recogida del grano para pernoctar en la misma era y guardar los aperos. Estamos ya muy cerca de nuestro punto de destino, pero antes salimos de Autilla por pista. Cuando alcanzamos la casilla 53 terminan los cultivos así como la pista de concentración por la que veníamos y salimos a un camino por el que nos dirigimos hacia el norte. A partir de este punto continuamos bordeando un profundo barranco bajo el cual se nos ofrece una espectacular vista de la ciudad de Palencia y la rica vega sobre la que se asienta. El camino sigue entre el barranco y un sembrado, y en la casilla 54 iniciamos el descenso por un camino muy estrecho y poco utilizado, que finalmente nos conduce a la carretera. Restan poco más de cuatro kilómetros para llegar a Palencia, punto y final de este recorrido.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Últimas Rutas publicadas"
Secciones
Rutas 4x4
Últimas Rutas publicadas
Rio Duero
Pueblos Abandonados
Rutas del Cid
Rutas de Dalí
Rutas de los Bandoleros
Rutas por Portugal
Multiaventura
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.