inicio
Miércoles, 20 de septiembre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Noticias | Preparar para imprimir Enviar por correo

Land Rover Defender SVX


Relacionados
Enlaces
Descargas
Defender SVX (462 Kb)
Defender Mania

Para celebrar el 60 aniversario de Land Rover la marca británica ha lanzado esta serie especial SVX con un acabado exclusivo que hará las delicias de los coleccionistas y del que sólo se harán 1.300 unidades. Un coche imparable en una utilización campera más extrema que mantiene
la tradición del vehículo duro pensado para el trabajo.

Por Ángel López

Land Rover es una marca diferente, y el Defender es el máximo representante de esa filosofía de hacer automóviles. Un coche capaz de superar los obstáculos más duros que pueda presentar el camino, pero que al mismo tiempo no ofrece demasiados guiños al confort de sus ocupantes. Así surgió en el año 1948 el primer Land Rover que se presentó en el Salón del Automóvil de Ámsterdam.
Y para los que entienden y comparten esta filosofía de Land Rover, el Defender es su vehículo por excelencia. Un coche cuya razón de ser no es otra que la de poder hacer todoterreno de verdad, con mayúsculas.

Por supuesto, este SVX, desarrollado para celebrar el 60 aniversario de la compañía británica, no podía diferenciarse en ese aspecto. Se trata de un Defender con carrocería corta al que se le han añadido una serie de elementos estéticos para hacer de él un icono para todos los "landroveristas". Un coche al que el paso del tiempo va a convertir en un vehículo de colección, un objeto de culto para todos los aficionados al mundo del todo terreno de verdad.

Valoración
Destacable: Motor eficiente, aspecto exterior, equipamiento exclusivo, capacidades camperas.
A mejorar: Prestaciones en carretera, posición al volante.
Precio: 37.800 euros

El SVX se ofrece con tres tipos de carrocería: el pick up corto, el corto con carrocería cerrada y el largo también con carrocería cerrada. O para definirlos de forma más precisa: 90 Soft Top, 90 SW y 110 SW. En principio no está previsto que esta última versión de carrocería larga llegue al mercado español.
Nuestra unidad de pruebas correspondía al 90 SW, el que equipa la carrocería corta y cerrada. Un coche realmente impresionante que hace volver la vista a los partidarios de esa filosofía todo terreno.
El vehículo está pintado en color negro brillante, pero con zonas en las puertas pintadas en color negro mate. Y es en esa zona negro mate donde encontramos el anagrama del 60 aniversario, la razón de ser de esta versión SVX. A él se suman un frontal en tono metalizado y muy llamativo, un protector de cárter inferior también metalizado y los indicativos de SVX, para marcar diferencias respecto al Defender normal.

En su interior también se observan numerosos cambios, especialmente en el habitáculo y su distribución. En la parte delantera encontramos dos asientos Recaro de generosas dimensiones y muy confortables, que ofrecen una sujeción perfecta al cuerpo y derivan directamente de la competición. De hecho en ellos encontramos los huecos para los cinturones de seguridad que se usan en competición.
Y en la parte trasera se sitúan dos asientos independientes que se pueden plegar dejando un suelo casi diáfano. El plegado de dichos asientos se realiza primero en sentido longitudinal, cerrando el respaldo hacia delante, y cuando ya se ha realizado esta operación se pliegan en sentido vertical hacia los laterales del vehículo. Es decir, que el SVX sólo puede llevar a cuatro personas y este es un detalle importante y diferenciador.

Mantiene la misma estética de líneas rectas de los Defender, pero aporta una gran cantidad de elementos estéticos que le convierten en un coche especial, pensado para coleccionistas.

En el cuadro de instrumentos no hay demasiados cambios. La posición de conducción es la de siempre, con el volante desplazado a la izquierda y con una zona central que ofrece buena información a su conductor. Además, como equipamiento específico de esta versión, lleva de serie un navegador Garmin instalado en la parte superior del salpicadero, que se puede desconectar y extraer sin el menor problema y evita tentaciones a los amigos de lo ajeno.

También incorpora un completo equipo de sonido Clarion con 200 watios de potencia y 6 altavoces, además de un soporte para i-Pod.

Un Defender muy elegante

El cuadro de instrumentos incorpora como principal novedad un navegador Garmin que puede sacarse del vehículo. Por lo demás, es el clásico salpicadero del Defender con las tomas de aire redondeadas.

Sin duda este es el Land Rover Defender más elegante jamás fabricado hasta la fecha.
En su aspecto mecánico no encontramos cambios destacables con respecto al Defender del que deriva. Su motor es el de 122 CV que ofrece un funcionamiento muy agradable, con muchos bajos y un comportamiento ideal para el todo terreno.
No es un coche pensado para la carretera; su corta distancia entre ejes y su esquema de suspensiones de ejes rígidos hacen que se muestre algo revoltoso en asfalto. También sus neumáticos de perfil muy alto son ideales para el campo, pero pierden precisión en asfalto. En cualquier caso, en buen asfalto se aprecian ciertos balanceos y alguna flotabilidad en el eje delantero que en ningún caso pone en peligro la estabilidad, pero que nos deja un cierto mal sabor de boca.

Cuando salimos de la carretera el vehículo se muestra imparable, sea cual sea el terreno por el que circulemos. Sus ángulos de ataque y salida son los mejores del mercado, sobre todo en esta versión de carrocería corta. Los recorridos de las suspensiones son también los mejores del mercado del todoterreno. Y la altura libre al suelo, en esta versión de pruebas equipada con los neumáticos de medida 235, es de 31,4 cm.

La caja de cambios de seis marchas, junto con la palanca de la caja transfer a la derecha, son las que marcan las diferencias de este Defender con la mayor parte de los todoterreno, menos pensados para el campo y más próximos a la carretera.

En cuanto al sistema de tracción, es muy eficaz. El bloqueo del diferencial central hace una buena parte del trabajo, mientras que el ETC soluciona el reparto de potencia entre ambas ruedas.
Sólo hay un detalle, el de la profundidad de vadeo, donde los 50 cm parecen algo justos. Sobre todo si consideramos que el resto de las medidas son las mejores del segmento. Es algo que tiene una fácil solución, un snorkel, que además le puede proporcionar una estética aún más aventurera y campera.

Este es un coche para comprar si lo que nos gusta es el todoterreno de verdad y si contamos con otro vehículo para hacer nuestros desplazamientos largos y del día a día. Pero además de permitirnos disfrutar fuera del asfalto superando las zonas más complicadas mientras damos rienda suelta a una afición en peligro de extinción, el Land Rover SVX ofrece, respecto a un Defender normal, la exclusividad de una versión que conmemora los 60 años de tradición de la marca Land Rover. Se trata de una pieza de colección, un vehículo de homenaje que encontraría un placentero acomodo -durante el descanso del guerrero- en el garaje de un experto del todoterreno.

Comparte este contenido en:

Buscar en "Noticias"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.