inicio
Miércoles, 16 de agosto 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Viajes de Aventura | Vuelta al mundo | Preparar para imprimir Enviar por correo

Etapa 58. Argentina - Uruguay - Brasil. El final de la aventura


Relacionados
Enlaces
Descargas
Con un acelerón postrero llegamos al final de un viaje de más de 7 años. Desde Buenos Aires, atravesamos Uruguay y Brasil hasta Curitiba, donde ponemos punto final a nuestro periplo alrededor del mundo… Textos: Megan Unmee Son. Fotos: Laurent Granier y Philippe Lansac

Pasamos algunos días en Buenos Aires errando, a ratos, por el puerto, por el colorido barrio de La Boca y por el centro de la ciudad. Extrañamente esto nos recuerda a París, situada a miles de kilómetros… En cuanto es posible tomamos el trasbordador hasta la pequeña y tranquila ciudad de Colonia, en Uruguay, antes de alcanzar la más turbulenta Montevideo. No podemos evitar una pequeña concesión a la ociosidad sobre las playas de Punta del Este antes de llegar a la frontera brasileña. Pero no tenemos suerte: en el lado uruguayo todos los hoteles están llenos, de modo que nos vemos obligados a dormir en Jaragão, ya en territorio brasileño. Llegamos tarde, de noche, y eso es tanto como decir que no las tenemos todas con nosotros en esta ciudad húmeda y malsana ¡La diferencia es radical respecto a Uruguay y Argentina!

Sentimos que la impunidad de la noche puede amenazar nuestro vehículo, así que lo recogemos en un garaje cuya puerta está recubierta de cadenas. Poco después nos encontramos en una habitación mísera, exigua y sofocante donde un minúsculo ventilador nos proporciona un poquito de aire fresco… Ya al día siguiente nuestros primeros contactos nos previenen sobre los peligros del camino: no debemos pararnos bajo ningún pretexto, incluso si alguien aparenta ser policía, ya que su uniforme puede ser falso. La leyenda de este camino transfronterizo está llena de historias terribles. Una de ellas cuenta que los bandidos cuelgan piedras de una cuerda a la altura del parabrisas, y que cuando puedes distinguirlas, la elección resulta tan delicada como recibir el pedrusco en plena cara a cierta velocidad (con todo lo que puede conllevar) o realizar un giro salvaje con posibilidades, eso sí, de que salirte de la vía, tener un accidente y que una vez inmovilizado te roben.

Rodamos, pues, sin pararnos, de madrugada, después de pasar tres horas en la aduana. El país es sin duda peligroso, pero no por ello el sistema administrativo deja de resultar de una pesadez increíble. Acaban por darnos un documento de importación sin valor comercial: allí no se entiende nada, y nosotros no comprendemos nada… Resulta, de hecho, la frontera más complicada de todo nuestro viaje desde Alaska.

Seguimos ruta, llegamos a Porto Alegre y luego a Florianópolis a lo largo de la costa tropical del océano Atlántico. De repente el camino se transforma en una autopista ancha y atestada de tráfico. Tratamos de sacar dinero en los cajeros automáticos brasileños, pero por primera vez desde nuestra salida de París, hace siete años, nos resulta imposible retirar un solo real, la moneda local. Esto significa que no podemos pagar los numerosos peajes que aparecen a lo largo de la autopista. Por fortuna, conseguimos cambiar algunos pesos argentinos que nos permiten alcanzar Florianópolis, donde finalmente encontramos una máquina que funciona.

En las montañas

 

Abandonamos la humedad de la costa y subimos hacia las montañas por una autopista que aquí apodan como "La ruta de la muerte". Los camiones, para evitar perder su impulso, se adelantan unos otros y llegan a conducir en triple fila utilizando, incluso, uno de los carriles que corresponde a los vehículos que bajan en sentido contrario: según nos han contado aquí los accidentes son espectaculares, algo que no nos resulta difícil imaginar.

Curitiba es la capital del estado de Paraná, un ejemplo en términos de planificación urbana con, entre otras cosas, la invención del metro de superficie. Una rápida y simple visión de la ciudad permite apreciar el fuerte contraste entre los viejos barrios coloniales, los rascacielos y la arquitectura futurista del Museo Oskar Niemeyer.

Curitiba es la última etapa de nuestra vuelta al mundo antes de volver a París. Dejamos nuestro querido Scénic RX4 en la inmensa fábrica de Renault en la ciudad y atravesamos el océano en avión, desde Río de Janeiro.

Recobramos el coche pasado algún mes, en el aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle, después de que haya atravesado el Atlántico en avión de carga. Una vez el vehículo sale de aduanas, comprobamos que el tubo de la gasolina ha sido seccionado salvajemente con un cúter -sin duda para vaciar el depósito, una obligación en el transporte de carga- la batería por su parte, está totalmente descargada. Gracias a la ayuda de nuestro agente de aduanas, improvisamos una chapuza en medio del aeropuerto y sacamos el Scénic empujándolo con un porta-palés.

Nuestro coche se reencuentra con París, con el Sena y con los Campos Elíseos. Pocas cosas parecen haber cambiado. Aquí terminan más de 7 años de aventuras, de encuentros y de momentos inolvidables. Hemos recorrido 57 países y la cifra en el contador de nuestra montura supera los 270.000 kilómetros. El círculo se cierra. Sentimos una pequeña punzada en el corazón, que parece encogerse cuando devolvemos el Scénic al servicio oficial de la marca. Eso sí, tenemos la certeza de haber completado el viaje más largo realizado en un Renault. Es el final de una experiencia increíble para nosotros.

Pero donde termina un camino se abre otro, y en él se asoman nuevos retos, nuevas aventuras que se nos antojan apasionantes y de las que tendréis noticias en breve, ya que estamos inmersos de lleno en un proyecto que esperamos os haga disfrutar tanto como a nosotros en su simple preparación. Nos vemos muy pronto y aquí mismo…

Comparte este contenido en:

Buscar en "Vuelta al mundo"
Secciones
Aventura 4x4
Vuelta al mundo
Outback Experience
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.