inicio
Miércoles, 16 de agosto 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Viajes de Aventura | Vuelta al mundo | Preparar para imprimir Enviar por correo

ETAPA 50. CHILE. DE LLENO HACIA EL SUR


Relacionados
Enlaces
Descargas
Desde la región de los lagos y los volcanes de Araucania chilena, nos dirigimos siempre hacia el Sur hasta alcanzar la legendaria Carretera Austral... Textos: Megan Unmee Son. Fotos: Laurent Granier y Philippe Lansac

El volcán Villarica, de una belleza que deja sin respiración, domina la pequeña ciudad-balneario de Pucon, que se extiende en el extremo este del lago Villarica. Con su cumbre cubierta de nieve, ligeras fumarolas escapan de su cráter para recordarnos que el gigante todavía vive...

Nos acompaña Pierre, un amigo francés que vive en Montreal. Pierre es un apasionado de la fotografía aérea y el paramotor, la aeronave motorizada más simple y más ligera del mundo: ¡Un parapente al que se acopla el motor de una cortadora de césped con una hélice! Más mal que bien logramos meter todo este equipo en los asientos traseros de nuestro coche y pasamos unos días organizando los vuelos. Pero tenemos el viento en contra, y las borrascas pueden ser extremadamente peligrosas para nuestro loco del aire.

Después de algunos vuelos sobre el volcán Villarica, dejamos este increíble lugar y no dirigimos hacia el oeste con destino a Valdivia, población conocida por su arquitectura y su mercado de pescado. Por supuesto, en el camino no podemos dejar de someter a un nuevo test a nuestro coche sobre las polvorientas pistas de esta parte del país.

En la confluencia de tres ríos, el Calle Calle, el Cau Cau y el Cruces, el puerto de Valdivia siempre guardó una importancia estratégica de primer orden. Los españoles se instalaron allí en 1544, y 55 años más tarde fue el lugar donde se defendieron de los indios Mapuche, primero, y de los holandeses, poco después. De aquellas batallas y de aquella necesidad de defensa quedó la más importante de las plazas fuertes españolas de América del Sur.

Valdivia es una pequeña villa muy colorida, llena de estudiantes, donde merece la pena sentarse durante algunas horas en una terraza y bagar por los muelles en los alrededores de la Feria Fluvial para observar a los leones marinos.

En pleno sur

Reemprendemos viaje a través de las pequeñas pistas de la campiña hasta el famoso puerto de Puero Varas, en las orillas del lago Llanquihue. Estamos en plena época estival y nos vemos rodeados por veraneantes en traje de baño que se tuestan al sol en las playas que rodean el lago. Tal vez es el olor de las cremas solares el que nos ahuyenta rápidamente de este Edén para el bronceado y nos empuja hacia el famoso volcán Osorno, de 2.660 m de altura. Una pista de tierra permite subir lo suficiente como para obtener una vista precisa y preciosa de las nieves que reposan sobre su cono perfecto.

Continuamos luego hacia el este por la pista que llega a Petrohué, al borde del lago de Todos Los Santos. En el camino, después de los Saltos de Petrohué y con el volcán Osorno en segundo plano, recorremos las orillas del lago, cubierto de windsurfistas. Desde Petrohué, es posible dirigirse a Bariloche utilizando una combinación de transbordador y autobús.

Estamos en el corazón del Parque Nacional Vicente Perez Rosales, sin ningún género de dudas uno de los parques más bellos de la región de los lagos. El lago glacial de Todos Los Santos está rodeado por bosques salvajes y si el tiempo lo permite ofrece vistas espectaculares del Volcán Osorno…

Carretera Austral

Volvemos atrás hasta Ensenada y comenzamos a descender por la mítica Carretera Austral. Este camino costó 300 millones de dólares, su construcción se prolongó a lo largo de más de 10 años y 11 personas dejaron su vida allí... Hay algunas reglas a respetar sobre la ruta 7 :

- Pararse obligatoriamente si alguien parece necesitar ayuda.

- Los camiones son los reyes de la ruta: conducen como locos y dan la impresión de querer enviar a la cuneta al resto de los vehículos, en particular a los minúsculos 4x4. Lo mejor, como en el bush australiano, es disminuir la velocidad, dejar pasar los camiones, encender las luces de los faros y esperar a que el polvo desaparezca...

- Llevar tantos neumáticos de recambio como sea posible y una gran cantidad de agua tanto para los pasajeros como para el 4x4.

- Llenar el depósito tan pronto como sea posible y llevar bidones de gasolina para asegurar una autonomía por lo menos 400 km superior a la que permite el depósito del 4x4.

Cochamo es un pequeño pueblo de estilo chilote, perfecto ejemplo de lo que se encuentra a lo largo de la carretera austral. Su Iglesia Parroquial, Maria Immaculada, se yergue orgullosa ante el pequeño puerto y es, precisamente, en una visita a este templo cuando encontramos a Alejandra, la dueña de la tienda de ultramarinos de enfrente. Nos invita a degustar sus excelentes pasteles de origen alemán, acompañados por un buen café, muy caliente: "Vine de Araucania, más al norte, a instalarme aquí hace ya 10 años para estar más próxima a la naturaleza, lejos de las hordas de turistas y del tráfico… Sí, estamos lejos de todo y la vida es cara, pero esta tranquilidad no tiene precio. Me encanta ir a la montaña, subir nuestro sublime Cañón de Río Cochamo cuando el sol se eleva y escuchar a las aves ¡Es simple, pero esto me hace increíblemente feliz!".

A nosotros la aventura no nos permitirá ir mucho más lejos, por falta del tiempo y de dinero... Argentina es mucho más barata que Chile y decidimos llegar a Tierra del Fuego por el país donde "El Corralito" hizo estragos… Sin embargo, saboreamos algunos días sobre este camino mítico: increíbles paisajes de lagos cristalinos en cuyas orillas pacen caballos salvajes, pequeñas casas de pescadores apiladas al borde del lago, a los pies de inmensas montañas, pequeñas iglesias de madera perdidas entre los abetos… ¡Un trozo de mundo mágico y fascinante que quedará -eso es seguro- grabado para siempre en
nuestra memoria!

Los últimos kilómetros de Panamericana

Volvemos atrás hacia Puerto Montt bajo la lluvia. La ciudad no nos gusta demasiado. Los edificios de hormigón están dispuestos de forma confusa bajo un cielo gris y glacial, el tráfico es frenético, un continuo ir y venir de turistas en ruta o que vuelven de la Patagonia chilena y del océano Antártico…

Enseguida decidimos continuar nuestro recorrido hacia el fantástico Chiloé, pero esa ya es otra historia…

Comparte este contenido en:

Buscar en "Vuelta al mundo"
Secciones
Aventura 4x4
Vuelta al mundo
Outback Experience
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.