inicio
Viernes, 20 de octubre 2017
Entrar a tu zona privada
Lo olvidé Recordarme
Portada Secciones Ecológicos Edición Digital Clubes y Actividades Mercado de ocasión Tienda 4x4 Galería de fotos Vídeos
Estas En: Secciones | Competición | Preparar para imprimir Enviar por correo

BAJA ALMANZORA - CPTO. DE ESPAÑA DE RALLYES TT. RIO GRANDE

Vila / Creixams
Vila / Creixams
Relacionados
Enlaces
Descargas
El río que daba nombre a la segunda edición de la carrera organizada por Andinas Racing se convirtió en el protagonista pasivo de la prueba. El cauce del río y sus singulares ramblas sirvieron para definir un trazado, para algunos de extrema dureza, que poco más de un tercio de los participantes pudieron completar y en el que Ramón Vila y Bernart Creixams impusieron la experiencia del primero y el buen hacer en la navegación del segundo. Texto: Ángel Montalbán y Tomás Gutiérrez. Fotos: Tomás Gutiérrez

Más larga, más dura, más intensa, la Baja Almanzora (II Rallye Hurércal-Overa), disputada por la comarca almeriense del mismo nombre, en un terreno ideal para del desarrollo de pruebas Todo Terreno, va camino de convertirse en un clásico de los raids en España. Tres días de carrera, más de 500 km de duro y exigente recorrido y ausencia casi total de marcaje en la ruta (únicamente alguna cinta de confirmación y el encintado de los caminos fuera de ruta) definen el perfil de la prueba, controvertida por sus singularidades.

En este terreno Vila-Creixams, con el Mitsubishi L200 de Desert Cats, imprimieron desde el inicio un ritmo imposible de seguir por sus rivales; el cuarto puesto en la prólogo, perjudicados en parte por su posición de salida, les permitió marcar a sus rivales y recuperarles terreno, llegando al final de los primeros 200 km de carrera con casi 3' de ventaja sobre Manuel Plaza-Marcos de Quinto (Mitsubishi L200), que partían desde el primer puesto en la prólogo. La sorpresa en este punto de carrera vino de la mano de Julián Vera-Eduardo Herrero, que hicieron debutar un Mazda BT50 recién sacado de ARC-Miracar, refrescando la memoria a aquellos que hubieran olvidado la competitividad y rapidez de la pareja madrileña. Su carrera acabó mediado el segundo sector, por problemas de frenos y suspensión, pero con el nuevo Mazda más evolucionado y fiable, Vera-Herrero tienen potencial para estar arriba y poner en apuros a los favoritos del campeonato. Por detrás Francesc Termens-Jordi Vilalta se empeñaron en fijar la victoria en T2 como único objetivo, a pesar de un excepcional segundo puesto en la súper-especial. Fernando Hernández-Jordi Morales, encontraron dificultades para seguir el ritmo de cabeza, debido a algunos problemas de frenos en el nuevo Mitsubishi Montero preparado por Tot Curses; peor le fue al segundo de los Hernández, José María, acompañado de Xavier Ronchera, que abandonaron con la suspensión de su nuevo Montero T1 rota.

Tampoco finalizaron el primer sector Javier Herrador-Fernando Puebla, al dañar los frenos del recién adquirido BMW X5 de origen Motor Cadi, Alfonso Piñón-Pedro Covarrubias, excepcionales en la prólogo con una inesperada sexta plaza, o los hermanos Blanco, Xavi y Albert, que se "tragaron" literalmente una piedra y que junto con Antonio Segura dispusieron de sendos Nissan Patrol GR de su preparador Tot Curses, en espera de los prometidos Toyota Hilux. Tampoco fue muy lejos el líder del campeonato, Santiago Anglada, acompañado por Marc Peres, que salieron desde la última plaza después de haber volcado en la súper-especial, y abandonaron sin apenas tiempo para iniciar la remontada, por avería en el cambio de su L200. La segunda pasada por los 200 km del sector cronometrado agrandaron las diferencias en los primeros puestos. Vila-Creixams mantuvieron su ritmo, exentos de problemas de importancia, distanciando ya en más de 8' a Plaza-De Quinto, que finalizaron la especial con el cambio limitado al uso de marchas cortas y con Termens-Vilalta a lo suyo y sin grandes contratiempos, acechando en la tercera plaza. F.Hernández-Morales ascendieron a la cuarta plaza tras el abandono de Vera, sin opciones de acercarse a la cabeza, aunque sus seguidores, Gismero-Navarro (Mitsubishi Montero), quintos pese a múltiples contratiempos, no parecían en disposición de inquietarles. Quienes si realizaron un buen segundo sector fueron Oscar Fuertes-Marcos Martínez, quintos absolutos, una vez solventado algún contratiempo mecánico y más habituados a su nuevo Mitsubishi Montero '06 de ARC-Miracar, ascendiendo hasta la séptima plaza de la general.

En otras condiciones, las enormes diferencias al final de la primera etapa y con poco más de 120 km por disputar en el tercer día de carrera, la clasificación podría haberse considerado casi definitiva. Pero la organización había prometido una segunda etapa aún más dura y no decepcionó. Para empezar, treinta duros kilómetros remontando el cauce del Almanzora, algunos puntos de navegación "complicada" y un crucial vadeo, condicionaron el resultado de más de un participante. Los líderes Vila-Creixams tuvieron un ligero despiste que les costó gran parte de su ventaja. Plaza-De Quinto se empeñaron en el intento de conseguir llevar su coche hasta la meta, y acabaron finalmente cuartos, mientras Termens-Vilalta se acercaban peligrosamente al líder, aunque su remontada se vio truncada a poco del final por un "parón" inesperado del Mitsubishi. F.Hernández-Morales también superaron a Plaza, completando el podio a más de 20' del vencedor.

En otras de las trampas escondidas del road-book varios pilotos, entre ellos Fuertes, San José, Palacios, Panadero y Salinero, cogieron una rambla equivocada, invirtiendo muchos minutos hasta recuperar la ruta buena. Pero los grandes damnificados de esta etapa, además de Martins-Moraes, que abandonaron cuando eran claros líderes de la Nissan Challenge, fueron Javier Gismero y Manuel Navarro, que buscando un paso bueno en un vadeo, acabaron sumergiendo el Montero en una profunda poza de agua que les obligó a abandonar con la quinta plaza asegurada. En este caos, Antonio Segura-Pedro Corvera esquivaron todas las dificultades del recorrido, logrando ser segundos en la etapa y quintos de la general; un buen "premio" a su entusiasmo tanto en su faceta organizadora como en la de participante.

El resultado de la Baja Almanzora confirma las previsiones de una edición del Campeonato de España disputada y abierta a muchos protagonistas. Los Mitsubishi L200 de Anglada y Vila se han repartido las victorias en las dos pruebas disputadas, pero Francesc Termens y Jordi Vilalta, gracias a su excepcional estado de forma, a su madurez como pilotos y al trabajo de su equipo en el desarrollo del Montero T2, son líderes de la provisional del campeonato. ¿Habrá un tercer vencedor en Portugal?

Comparte este contenido en:

Buscar en "Competición"
Ofertas Tienda
Secciones
Noticias
Edición Digital
Libros Digitales
Revista Base 4x4
Ecológicos
Clubes y Actividades
Guía de Clubes
Actividades a largo plazo
Relatos de Clubes
Dar de alta un Club
Conócenos
Datos de Contacto
A tener en cuenta
RSS
Protección de datos
Política de cookies
2008 - Todos los derechos reservados.